Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Tributos

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Tributos de Castilla y León

Contenido principal

Beneficios fiscales Renta en la Comunidad de Castilla y León

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

Para la Campaña de Renta 2018 esta Comunidad Autónoma tiene establecidas una serie de deducciones autonómicas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas , las cuales vienen reguladas en el Texto Refundido de las disposiciones legales de la Comunidad de Castilla y León en materia de tributos propios y cedidos, aprobado por Decreto Legislativo 1/2013, de 12 de septiembre.

Respecto a la campaña anterior, se mantienen todas las deducciones establecidas por la Comunidad de Castilla y León aplicables a los contribuyentes que tengan residencia habitual en su territorio, estando la mayoría condicionadas a un límite de renta.

Abono de las deducciones familiares generadas en el ejercicio 2015 y que no se hayan aplicado en dicho ejercicio y los tres siguientes:

El Texto Refundido de las disposiciones legales de la Comunidad de Castilla y León en materia de tributos propios y cedidos, aprobado por Decreto Legislativo 1/2013, de 12 de septiembre, establece en su artículo 10.3.c) que en el supuesto de que el contribuyente careciese de cuota íntegra autonómica suficiente para aplicarse determinadas deducciones autonómicas (deducciones familiares) en el período impositivo en que se generase el derecho a las mismas, el importe no deducido podría aplicarse en los tres períodos impositivos siguientes hasta agotar, en su caso, el importe total de la deducción. Este mismo precepto está recogido en el artículo 10.3.c) del vigente Texto Refundido (aprobado por Decreto Legislativo 1/2013, de 12 de septiembre).
 
Ello implica, por ejemplo, que en el caso de que un contribuyente haya tenido derecho a la deducción autonómica en el ejercicio 2015 y no se la haya podido aplicar por falta de cuota en ese ejercicio, dispone de tres periodos impositivos (declaraciones de los años 2016, 2017 y 2018) para poder aplicarse el importe no deducido. Si hecha la declaración del IRPF del ejercicio 2018 (a presentar en el año 2019) no ha agotado la totalidad de la deducción, entonces podrá solicitar el abono de la cantidad que le reste de aplicar (Disposición Adicional única del citado Texto Refundido). Para ver si el contribuyente tiene derecho a solicitar el abono habrá que tener en cuenta las casillas 981 y 984 del IRPF 2018.


La disposición final sexta del mismo texto legal disponía:”La Consejería de Hacienda regulará el procedimiento de solicitud por los interesados y de abono de las cantidades debidas a que se refiere la disposición adicional”. Dicho procedimiento está regulado en la “Orden EYH/706/2015, de 24 de agosto, por la que se aprueba el procedimiento de abono de las cantidades pendientes de aplicar sobre la cuota íntegra autonómica en las deducciones familiares del IRPF”, publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León del día 01/09/2015. El modelo para solicitar el abono de las deducciones generadas en 2015 se publicará una vez que finalice el periodo de presentación de la declaración de la Renta del ejercicio 2018, siendo ésta la vía legal para solicitar el citado abono.